La comunicación no verbal y tus objetivos

Controla los aspectos de tu comunicación no verbal y consigue más fácilmente tus objetivos

Un ejemplo de comunicación no verbal. Esta mañana mismo he visto por televisión, en muchas televisiones, a Iñaki Urdangarín, condenado a 6 años de cárcel por el caso NOOS, saliendo de casa para tomar un avión e ir a la vistilla sobre si se acepta la petición de cambiarle la cárcel por una fianza. Salía de su domicilio en Ginebra, Suiza, y se dirigía a Palma.  Y tú dirás, y esto qué tiene que ver con lo que prometes en tu título. Mucho. Dame tiempo.

Iñaki Urdangarín ha dado una clase de lo que es utilizar la comunicación no verbal para conseguir un objetivo. ¿Cómo se ha desplazado desde su domicilio al aeropuerto? En autobús. ¿Acaso te crees que el Sr. Urdangarín, marido de la ex infanta Cristina de Borbón no tiene coche? ¿O que no puede tomarse un taxi? Pero si envía el mensaje autobús es mejor para él y para el intento de que no lo veamos como un delincuente de guante blanco, sino como un pobre hombre que va en autobús, como todos los demás. Además iba vestido con una americana, no con abrigo, ¡En Ginebra! ¡En invierno! y una bufandita. Además llevaba al hombro una mochila, no una maleta Samsonite facturable, que seguramente hay alguna en sus armarios. Ha esperado en la parada del autobús de espaldas a los periodistas, solo a las cinco de la madrugada y con la cabeza baja. Todo son mensajes no verbales que significan algo y sirven al propósito comunicativo.

¿Quieres más? A la misma hora, su esposa, la ex infanta Cristina de Borbón, llegaba a su puesto de trabajo en la sede central de La Caixa en Barcelona, por primera vez en mucho muchos días ya que ella “trabaja” desde Ginebra habitualmente. Justamente este día, ella está en Barcelona; justamente a la misma hora en que se abren los informativos de la mañana ella llega a “trabajar”, como cualquier persona normal… ¿Y sabes en qué coche llega? No en un Audi A6 blindado, no en un Mercedes 500, no en un BMW serie 7, ¡No! En un Skoda Fabia. ¿Mensaje? ¿De verdad te crees que ese es el coche de la exinfanta? Con todos los respetos a Skoda, no te lo crees.

He utilizado este ejemplo para que veas cómo la comunicación no verbal de trazo grueso, sin ninguna sutilidad especial, sin que entres al pequeño detalle, manda un mensaje claro que nosotros captamos a un nivel mucho más sutil que las palabras, mucho más emocional que el que mandan los mensajes verbales.

Si controlas los mensajes que tu comunicación no verbal, controlas el 83% de tu mensaje. Utilízalo en favor de tus objetivos comunicativos y verás el extraordinario poder que tienen y lo que te ayudan. Olvídalos y verás lo difícil que es todo el día en que no encajan y la cantidad de problemas que has de resolver.

Hace años mis hijos y mi esposa fueron a Eurodisney y me trajeron de regalo una corbata con imágenes pequeñitas de Mickey Mouse. Una monada. Me encantó la corbata y cada tanto me la ponía cuando dirigía un colegio de casi mil alumnos. Un día me pilló con la corbata uno de los problemas más grandes que tuve que resolver en aquellos años con una familia. Todo salió mal. El lío se multiplicó cada vez que yo hablaba. Un tío que lleva una corbata de Mickey Mouse no está enviando el mensaje de que se toma en serio los problemas de tu hijo. Es evidente. La corbata pasó a la reserva, solo para días en que sabes seguro que nada va a aparecer en el horizonte como problema.

Cuida tu comunicación no verbal y verás lo fácil que es conseguir tus objetivos comunicativos.

Jaume Josa, febrero de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *