Cómo mejorar tu eficacia a partir de organizar tu escritorio

Si quieres mejorar tu eficacia, elimina cosas de encima de tu escritorio. ¿Queda claro? Ya podría acabar aquí este post, pero voy a intentar convencerte de que lo hagas con argumentos y con un vídeo que adjunto esta semana al post. Por el mismo precio, pues, tienes un VídeoPost que es algo que me acabo de inventar..

¿Qué es la eficacia?

Es el resultado de hacer lo que has de hacer en el menor tiempo posible. Para eso hace falta algo que es imprescindible y que depende de ti en gran parte, pero no del todo, que es la concentración en lo que haces. La capacidad de concentración es algo que puedes entrenar tanto como necesites. “Cuanto más entrenas más suerte tienes“, que decía Tiger Woods, el famoso jugador de golf. Así que si quieres ser alguien que se concentra muy bien y consigue hacer lo que ha de hacer en el menor tiempo posible has de entrenar mucho. Para que un entrenamiento de lo que sea nos haga subir de categoría tenemos que hacerlo en las mejores condiciones posibles. En lo que sea. En fútbol, en básquet, en hacer crucigramas o en concentrarse.

¿Cuáles son las mejores condiciones para entrenar tu concentración?

Aquellas que la facilitan. Así de sencillo. Los entrenadores de fútbol de élite prácticamente no permiten que sus entrenamientos los puedan ver los periodistas ni, por supuesto, tampoco los aficionados. La razón es evidente. Porque no son las mejores condiciones para que el jugador mejore y pruebe lo que tiene que mejorar o reciba la reprimenda del entrenador. Con público te sientes cohibido y juzgado, así que eso vamos a dejarlo para los partidos. Tú tendrás que encontrar las mejores condiciones para ese entrenamiento de tu eficacia y tu capacidad de concentración.

Que no te distraiga nada

Es decir elimina de encima de tu mesa de trabajo todo aquello que no necesitas para lo que has de hacer. No casi todo, TODO. Ya sé que luego lo vas a necesitar para otra cosa, pero luego significa más tarde y eso aún no ha llegado. Por tanto elimina de tu mesa lo que no sea imprescindible para hacer tu trabajo.

Céntrate en el presente

¿Durante la próxima hora qué vas a hacer? Eso es lo que cuenta. O los próximos diez minutos. Lo que harás después ya llegará y si lo tienes de alguna forma presente en tu mesa, actuará como una especie de recordatorio que te distraerá de lo importante que es lo que harás en presente. Olvida eso hasta que llegue.

Elimina toda la tecnología que no necesitas

Es decir desconecta el teléfono móvil, desconecta el correo electrónico e incluso, si no lo necesitas, dale al off del router y trabaja sin conexión a internet. ¿Te parece exagerado? No lo es, te lo aseguro. Si lo que quieres es eficacia cien por cien, nada de lo que suele distraerte ha de estar en juego. Por supuesto nada de tele puesta a lo lejos, ni de radio… música quizás, de fondo, y te aconsejo que sea sin letra o en hebreo antiguo para que no la entiendas de ninguna forma, salvo que seas hebreo y antiguo que en ese caso tampoco. Repito, eficacia significa el máximo de concentración para hacer lo que has de hacer en el menor tiempo posible. evita las fuentes de distracción y lo conseguirás.

Elimina todo lo que suponga emociones que no necesitas tener presente en ese momento.

Como verás en el vídeo que acompaña este post, hasta las fotos familiares recomiendo que no estén en tu ángulo de visión ni sobre tu mesa de trabajo. Porque eso puede llevarte en un momento a la distracción porque recuerdas a esa persona o piensas en algo que harás con ella o en algo que quieres hacer o que vas a proponerle o en el momento en que os hicisteis esa foto o…. Todo eso son distracciones a partir de las emociones y también suponen tiempo, pérdidas de tiempo que te llevarán a tardar más en hacer lo que has de hacer y, por tanto, a estar menos tiempo con esa persona de la foto. Si de verdad quieres cuidar a las personas que puedes querer tener en la foto de encima de tu despacho, haz el trabajo lo más rápidamente posible y pasa más tiempo con ella; si de verdad quieres vivir cosas divertidas y apasionantes con esa persona conviértete en alguien muy eficaz y muy productivo y verás como eso repercute en tu economía, ganas más dinero, y puedes disfrutar el tiempo de manera más cómoda; si de verdad quieres que esa persona siga estando en tu mesa y ella tenga tu foto en la suya, dale una vida junto a alguien muy satisfecho de sí mismo. Es decir, saca la foto de delante de tu mirada como hago yo.

Mira el vídeo que encontrarás arriba de este post y encontrarás claves muy sencillas para convertirte en alguien más eficaz de manera inmediata y gratis. Mejora hoy, no esperes a mañana.

Jaume Josa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *